viernes, 14 de junio de 2019

ES COMPARABLE A UNA SECTA

Estas dinámicas de abuso establecidas son similares en el ámbito de la sociología a una secta; chantajes emocionales, tergiversar la realidad, inculcar miedos, crear la máxima dependencia. Se trata de aislar al máximo a la víctima para que no despierte y siga al servicio del abusador/a. La gente desde fuera lo ve clarísimo y puede intentar ayudar, debido al síndrome de Estocolmo la víctima defenderá incomprensiblemente al maltratador/a. La impotencia del resto es máxima.