miércoles, 19 de junio de 2019

-HOLA DOLOR, ¿CÓMO ESTÁS?

Leemos constantemente que para solucionar un problema emocional debes aceptarlo. Una forma de hacerlo que he establecido es saludar a tus sentimientos.
Mejor si lo haces a solas y en silencio. En voz alta puede quedar un poco rarito...jajajja
Ahora en serio, te puedes quedar a solas en tu habitación, pones la mano en el esternón y te dices a ti mism@
- hola tristeza, cómo estás...hola miedo, cómo estás...hola abandono, cómo estás...hola pesadillas, cómo estáis...hola soledad, cómo estás...hola fracasos, cómo estáis...hola incomunicación...cómo estás...hola pena, cómo estás...hola desorientación, cómo estás...hola terrores, cómo estáis...
Vas mencionando todos aquellos sentimientos que se te ocurran, uno tras otro...Verás que la liberación es muy grande y que disminuyen.
Es muy importante hacerlo así, porque si luchas contra esos sentimientos para librarte entonces se retroalimentan y crecen, y empeoras en lugar de mejorar.