viernes, 14 de junio de 2019

LA VÍCTIMA ADAPTA SU PERSONALIDAD

Si sufres este tipo de abuso desde la infancia lo más probable es que seas una persona muy complaciente, muy dulce, muy dependiente emocionalmente, muy familiar a toda costa. Vas perdiendo autonomía o quizá no la has llegado a adquirir, con una adolescencia sumisa y nada rebelde.
Si lo sufres de mayor lo más probable es que tengas broncas constantes con esa persona, esta defensa lo que hace es que te ataque cada vez con mayor fuerza y no se llegue nunca a ningún puerto, salvo tu desgaste constante. Puede someterte por dependencia económica o emocional pensando que en otro escenario no te valdrás por ti mism@ o perderás tu "bienestar" a su lado. Es una trampa, una irrealidad. Son expertos en controlar tu realidad. Hay una realidad de fondo, ahí fuera y también dentro de ti, que no quieren que la vivas y la veas. Te aislarán de amig@s y familiares beneficios@s para ti al máximo. Te dirán que te tienen envidia o que no saben lo que realmente necesitas, cualquier cosa con tal de mantener ell@s el control.